¿Debería actualizar a iOS 10 si mi iPhone o iPad no es de última generación?

Posted on Actualizado enn

apple_ios-10_

Con la llegada de la versión definitiva de iOS 10 llegan muchas novedades, pero también las dudas de si merece o no la pena actualizar un iPhone o un iPad que no haya sido lanzado en los últimos dos o tres años. Mientras algunos fans de la empresa de Cupertino dicen que la actualización de iOS 10 equivale a estrenar un dispositivo nuevo, la realidad es que anteriores actualizaciones del sistema móvil de Apple supusieron casi la defunción de algunos móviles y tabletas.

A costa de añadir algunas nuevas funciones, muchos pudieron comprobar con la llegada de iOS 8 o de iOS 9 como su iPhone, su iPad o su iPod se ralentizaba y se producían retrasos a la hora de hacer operaciones tan básicas como abrir una aplicación o incluso escribir.

Este periodista por ejemplo comprobó como su iPad Mini de primera generación se desenvolvía tan lentamente al actualizarlo a iOS 9 que ni tan siquiera era posible escribir de forma fluida un texto usando la aplicación iWork de Apple. Un desastre con mayúsculas.

La experiencia dice que hay que ser cautelosos a la hora de actualizar nuestro iPhone o iPad a iOS 10 si no contamos con un dispositivo lanzado en los dos últimos años, tres en ciertos casos. El iPhone 7 viene de serie con el nuevo sistema, por lo que los iPhone que se pueden actualizar a iOS 10 son estos: los iPhone 5, 5c, 5s, 6, 6 Plus, SE, 6s, 6s Plus.

Mientras que los iPad actualizables son el iPad 4, el Air, el Air 2, el Pro en sus dos versiones, el Mini 2, el Mini 3 y el Mini 4. También podrán actualizar los que cuenten con un iPod de sexta generación.

¿Qué dispositivos de esta lista podrían experimentar problemas? Sobre todo los que cuenten con un procesador menos potente y menos memoria ram. Un dato este último que por cierto Apple no revela, aunque por fortuna se puede averiguar. Los iPhone 5 y 5c son los eslabones más débiles de la cadena en el apartado de los teléfonos.

Ambos cuentan con un procesador A6 (el iPhone 7 dispone de un procesador A10) y un giga de memoria ram (el iPhone 7 Plus cuenta con tres gigas). A falta de realizar pruebas a fondo también cabría tener cautela con el iPhone 5s, que cuenta con un procesador A7 y un giga de memoria.

Si pasamos a las tabletas de Apple, el iPad 4 es el modelo con un hardware más débil. Cuenta con unas especificaciones técnicas casi calcadas a las de los iPhone 5 y 5c, aunque su pantalla tiene más resolución (algo que podría lastrar su rendimiento). El iPad Air y los Mini de segunda y tercera generación son algo más potentes, con un hardware similar al del iPhone 5s. Aunque como sucede con el iPad 4 la mayor resolución de la pantalla respecto a la del teléfono puede ser un problema.

Hasta aquí la teoría. Para saber que nos podemos esperar en la prácticaconviene echar un vistazo al canal de Youtube de iAppleBytes. En él podemos encontrar numerosos vídeos en los que se pone a prueba la mayoría de modelos de iPhone que pueden actualizarse. En estos vídeos se compara su rendimiento entre iOS 9 con la última versión beta de iOS 10, la denominada Golden Master. Una versión prácticamente idéntica a la que Apple ha distribuido oficialmente a todos los usuarios.

En general parece que la empresa ha realizado mejor los deberes que cuando debutó iOS 9. Pero aún así observamos que dispositivos como el iPhone 5 ven ralentizado su funcionamiento a un nivel que chocará a sus propietarios. Tareas como encender el teléfono, abrir una aplicación o realizar una llamada son ahora algo más lentas. No extremadamente lentas, pero la ralentización parece dejarse notar claramente. Mejor comportamiento se percibe en el iPad Air, la única tableta de Apple analizada, al actualizar a iOS 10. También la duración de la batería en todos los iPhone baja ligeramente al pasar al nuevo iOS 10.

Por el momento desconocemos si Apple permitirá dar marcha atrás durante un tiempo a los que actualicen sus dispositivos a iOS 10 y volver a iOS 9. En otras ocasiones no ha sido posible, pero las criticas han sido numerosas. Así que antes de actualizar un iPhone o un iPad con algo de batalla a sus espaldas, conviene esperar y no dejarse llevar por la emoción de lo nuevo.


Vía La Vanguardia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s