Ryanair tiene interés en operar el puente aéreo entre Barcelona y Madrid

Posted on Actualizado enn

“España debe convertir el Norte en su próximo gran destino turístico”. “Muchas aerolíenas van a desaparecer con al alza del combustible”. “Vamos a conectar Fráncfort con Mallorca y Madrid”.

ryanair_

La aerolínea irlandesa, Ryanair, estudia entrar en el puente aéreo entre Madrid y Barcelona, según Kenny Jacobs, director de marketing de Ryanair, en una entrevista a elEconomista.es. El directivo asegura que aunque no está entre sus prioridades, “es cierto que nos gusta luchar y nos haría muy felices dar la batalla en la ruta entre Madrid y Barcelona”.

Ryanair se ha coronado como la aerolínea más utilizada en España por séptimo año consecutivo. La compañía de bajo coste transportó en 2016 casi 40 millones de viajeros desde la red de aeropuertos de Aena, lo que supone un alza del 13,4% con respecto a 2015.

La firma irlandesa, que ha ampliado su ventaja sobre Vueling, tiene el firme propósito de seguir creciendo en nuestro país con la apertura de nuevas rutas y bases y el impulso de destinos vacacionales alternativos, como la costa cantábrica y atlántica.

“Vamos a aumentar un 10% nuestra capacidad en España en 2017. Queremos seguir creciendo todo el año, ya que nosotros no sólo respondemos a la demanda, sino que creamos demanda hacía España, abriendo nuevos destinos a precios bajos”, explica Kenny Jacobs, director de marketing de Ryanair, en la entrevista.

Ryanair ha disparado su presencia en El Prat y Barajas. ¿Tienen previsto entrar en la ‘guerra’ del puente aéreo entre Madrid y Barcelona?
Lo estamos analizando, aunque todavía no tenemos nada que anunciar. Como cualquier ruta doméstica, lo estamos estudiando, pero no está entre nuestras prioridades del año. Ahora estamos centrados en abrir conexiones desde Fráncfort a Madrid o Mallorca, ya que es una forma más fácil y rápida de ganar dinero que con el puente aéreo, donde existe una fuerte competencia de otras aerolíneas y del AVE. Dicho esto, es cierto que nos gusta luchar y nos haría muy felices dar la batalla en la ruta entre Madrid y Barcelona, así que ya veremos.
Ryanair cada vez tiene más peso en el mercado doméstico. ¿Qué planes tiene el grupo en el país?

Queremos continuar expandiéndonos en el mercado doméstico español con más vuelos entre las diferentes ciudades. Hay unos 30 millones de pasajeros en el mercado interno, de los que unos 2,3 millones se concentran en la ruta entre Madrid y Barcelona, por lo que hay un mercado potencial de casi 28 millones de pasajeros. El año pasado añadimos Santiago de Compostela e Ibiza como nuevas bases y ahora vamos a volar desde Vigo, Castellón y Vitoria… Seguiremos creciendo en Andalucía y las islas, pero también buscamos crecer en otras provincias. Queremos conectar toda España con Europa durante todo el año, aunque sea más difícil ganar dinero en febrero que en julio.

¿Ryanair se animaría a elevar su crecimiento en España si el Gobierno baja las tasas aeroportuarias?

Por supuesto. En toda la red de aeropuertos. Somos los mayores fans del bajo coste, por lo que si el Gobierno de España baja las tasas estamos mucho más interesados en crecer en el país y nos animaría a poner mucha más capacidad. Durante los próximos ejercicios vamos a recibir 50 aviones al año, lo que implica mucha capacidad, que tenemos que colocar en los distintos países y, aunque España está bien posicionada, Italia y Portugal también son atractivos.

España ha cerrado 2016 con 75 millones de turistas. ¿Crecerá más?

España ha logrado un récord de turistas gracias, en parte, a la crisis en Turquía y Grecia. Si quiere llegar a los 100 millones de visitantes en cinco años va a necesitar desarrollar nuevos destinos y el Norte de España es una gran oportunidad. Hemos propuesto a Turespaña que promocione Galicia, Asturias o Cantabria como destino turístico en el norte de Europa y si lo hace nosotros pondremos más capacidad. Andalucía, Alicante y las islas se están saturando y hay que empezar ya a buscar nuevos destinos para atraer otro tipo de turismo.

La industria aérea se enfrenta a un año de turbulencias por el crudo. ¿Qué planes tiene Ryanair?

Tenemos una política de coberturas muy sólida para el petróleo y el dólar. Queremos certidumbre, por lo que tenemos blindado el 90 por ciento del combustible para los próximos dos años. Así podemos seguir creciendo con precios bajos y durante los próximos tres meses bajaremos las tarifas un 15 por ciento. La política de Ryanair no cambiará con el alza de crudo, pero sí el panorama de la industria. Si el fuel sube más, forzará un próximo periodo de consolidación. Hay muchas aerolíneas que están vivas porque el fuel esta barato y con precios altos están llamadas a desaparecer. En el futuro habrá mucha más capacidad, pero menos firmas.

¿El ‘Brexit’ afecta a la demanda?

No. Aunque el Brexit genera incertidumbres y dificultades, hay una crisis mucho más seria en Turquía y Grecia y los británicos no quieren ir ahí. A pesar de la debilidad de la libra, estamos viendo un fuerte aumento de la demanda de los británicos hacia España y del resto de los países del norte de Europa. El boom del turismo de 2016 seguirá en 2017 —habrá 3,5 millones más de plazas— aunque puede cambiar si a medio plazo el euro se fortalece mucho ante la libra, ya que España será mucho más cara.

¿Es una amenaza mayor el alza de precios en España que el ‘Brexit’?

Totalmente. España es el gran ganador de la crisis de Turquía y Grecia, lo que ha llevado a algunos hoteles y restaurantes a cobrar demasiado. La buena racha no durará siempre y es muy importante que tengan una estrategia a largo plazo para que España pueda seguir creciendo. No sólo pensar en hacer todo el dinero posible en una temporada y para la próxima, ya se verá.

¿Cuál es el siguiente paso del programa ‘Siempre Mejorando’?

Una pata consiste en convertir a Ryanair en el Amazon de los viajes. Evolucionar hacia una plataforma en la que el cliente pueda hacer todo. La otra pata es potenciar los viajes de negocios. Así, estamos abiertos a entrar en todos los aeropuertos principales, menos en Heathrow. Hace cinco años era impensable, pero los grandes aeropuertos necesitan a las low cost para crecer ya que las tradicionales no lo hacen. Iremos a Charles de Gaulle y abriremos rutas en Fráncfort a partir de marzo, desde donde volaremos a Mallorca por 30 euros frente a los 300 euros de Lufthansa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s